Como afeitarse la cabeza con una máquina de rapar pelo

Como-afeitarse-la-cabeza-con-una-máquina-de-rapar-pelo

Afeitarse la cabeza, con una máquina de rapar pelo, está de moda. Lejos quedaron los tiempos en los que un look rapado y la palabra ejército iban de la mano.

Al contrario, este tipo de corte de pelo, tiene cada vez más adeptos. De hecho, hay infinidad de rapados famosos, Bruce Willis, Jason Statham, Fredrik LJunberg, Justin Timberlake o Zidane, son solo un ejemplo.

Naturalmente, llevar la cabeza rasurada, no queda bien a todos los hombres. Sigue leyendo y descubrirás, entre otras cosas, si eres un buen candidato para llevar el pelo rapado.

Un pelo al cero o corto, aporta muchos beneficios. Incluso podría mejorar tu vida, al hacerla más… cómoda.

Aquí van una serie de ventajas.

Pros

  • Resaltará tus facciones. En caso de merecer ser resaltadas, claro.
  • Podrás hacerlo tu mismo y en tu propia casa, gracias a la inestimable ayuda de una máquina de rapar pelo.
  • Esto último supone, además, un importante ahorro económico, al prescindir de los servicios de peluquería.
  • Saneas el pelo. Lo cual, aclaro, no significa que te vaya a crecer en zonas donde ya no sale.
  • En verano estarás más fresquito.
  • Un pelo rapado, resulta comodísimo a la hora de practicar cualquier actividad física.
  • El look para calvos ideal, a poco que tengas una cabeza mínimamente simétrica. Hablaremos sobre ello, en el próximo apartado.
  • Dí adiós al secador, al peine y a dejarte una fortuna en peluquería.
  • Si te animas a raparte, con el tiempo, seguro que podrás añadir alguna ventaja más a esta lista.

¿Me quedará bien el pelo rapado?

La primera pregunta, que todos formulamos, antes de adquirir una máquina de rapar pelo y pasar a la acción, es:

¿Me quedará bien el pelo corto o entraré en el club de los pelados feos?

Planteamiento lógico, por otra parte:

Afeitarse la cabeza implica que aquellas imperfecciones, antes ocultas por nuestro cabello, salgan a la luz.

Consecuentemente, resulta evidente que no todo el mundo es apto para un rapado de cabeza.

¿Eres el candidato ideal? Veamos...

1.

¿Tienes una cabeza simétrica? Entonces, felicidades, primer requisito cumplido.

2.

Al contrario. Una Cabeza apepinada, abombada o asimétrica, jamás debe ser rapada. Lo mismo ocurre, si tu cuero cabelludo esta lleno de cicatrices o pequeñas concavidades. Idem, si tus orejas son demasiado grandes.

3.

Sin embargo, una cabeza libre de marcas, resulta perfecta.

4.

Apuesta por la cabeza afeitada y barba. De esta manera, evitarás el efecto, bola de ping-pong.

¿Las repuestas 1 y 3 han salido afirmativas? Entonces adelante, pelarte la cabeza con una máquina de rapar pelo, te sentará bien.

Al contrario ¿en un alarde de sinceridad, has marcado la segunda respuesta? Amigo, por tu bien, olvídate de lucir una cabeza rasurada.

Me estoy quedando calvo ¿me rapo?

Rapar-pelo-me-estoy-quedando-calvo-¿me rapo?

Raparse la cabeza, con alopecia, es una de las mejores formas de enmascarar la calvicie, sin parecer patético.

En otras palabras, un pelo rapado, con entradas, luce mil veces mejor que cuatro pelos mal puestos, tratando de cubrir el “cartón”.

De hecho, con unas facciones agraciadas y una forma craneal simétrica, tu sex-appeal subirá muchos enteros.

A eso, añádele una barba corta bien perfilada y “partes la pana”, seguro.

Ahora toca ponerse serio, ya que, hay hombres que llevan fatal eso de la calvicie. Fruto de la desesperación, compran una máquina de rapar pelo, para rasurar su cabeza, con la esperanza de que el cabello renazca más fuerte y saludable.

En caso de pertenecer a este grupo, siento decepcionarte. Tu cabello no va a crecer más fuerte, por mucho que lo rasures.

Mitos de Afeitarse la Cabeza

1.

Primera falsedad. Afeitarse la cabeza previene la calvicie.

2.

 Raparse, para recuperar el cabello, tampoco sirve de nada.

3.

Tercer mitoCon mi nuevo look para calvos puedo usar cualquier champú o gel. Falso, el uso de gel está prohibido, el cuero cabelludo sigue segregando glándulas sebáceas. Obligatorio usar un champú, capaz de controlar el exceso de grasa.

Existen muchas más falsedades. Puedes leer este artículo ,para profundizar sobre el tema, antes de recurrir a una máquina de rapar pelo.

¿Qué máquina de rapar pelo necesito?

Que-máquina-de-rapar-pelo-necesito

Dependiendo del tipo de rasurado que busques, necesitarás una máquina de cortar pelo u otra.

Para que sepas, a cuál le sacarás mayor partido, vamos a dividirlas en:

Máquina de afeitar eléctrica: la misma afeitadora que usas a diario para afeitarte la barba, puede servir para rasurar la cabeza. Eso si, asegúrate de que esta tenga un buen cabezal y motor potente.

Con este tipo de dispositivo, no existe la posibilidad de regular la altura de corte. Una vez la uses, tu cabeza quedará totalmente pelada, casi, como si hubieras pasado una cuchilla de afeitar clásica.

Máquina de cortar el pelo: Todas incluyen peines guía para regular la altura de corte. ¿Quieres tu pelo al uno?, sin problema, utiliza las sierras, sin peine-guía.

Cortapelos profesional: La alimentación por cable, unido a su peso y volumen, son sus principales inconvenientes.

La principal ventaja, su durabilidad y que pueden con todo tipo de cabello. Por ello son utilizadas en las peluquerías, al poder rapar pelo largo sin tirones.

Las más reconocidas son las máquinas wahl, Oster, Andis, Babyliss o Remington.

Afeitadora de cabeza para rasurar pelo y barba al cero: Tiene un diseño característico en el que destaca el cabezal rotatorio.

Perfecta por su rapidez y comodidad. Ideal si eres calvo y vas rapado al cero.

Más práctica, que la máquina de afeitar eléctrica, al abarcar mayor superficie de afeitado en una sola pasada.

La Skull Shaver es el mejor representante de este tipo de afeitadora de cabeza.

Como afeitarse la cabeza con una máquina de rapar pelo

Primero, aclarar que hay diferentes tipos de rapado. El degrade, por ejemplo, ha calado entre la juventud, al llevarlo gran cantidad de deportistas y cantantes.

Rapar-pelo-degradado

Este tipo de rapado consiste en rasurar, todo lo posible, los laterales de la cabeza. Dejando un sutil degradado hasta alcanzar la parte superior, que acaba con pelo.

En este caso, aprenderás a rapar pelo, haciendo un rapado militar o total. Hay varias razones para elegir este tipo de corte en concreto:

1.

Primer motivo. Porqué realizarlo, resulta tarea sencilla. Cuando ganes un poco de experiencia, ya probarás propuestas más arriesgadas, si así lo deseas.

2.

Segundo motivo. Un rapado militar encaja en cualquier ambiente. Te verás bien tanto con traje de chaqueta, como con ropa casual o prendas deportivas.

Primer motivo. Porqué realizarlo, resulta tarea sencilla. Cuando ganes un poco de experiencia, ya probarás propuestas más arriesgadas, si así lo deseas.

Segundo. Un rapado militar encaja en cualquier ambiente. Te verás bien tanto con traje de chaqueta, como con ropa casual o prendas deportivas.

Como afeitarse la cabeza sin irritar

Antes de teorizar, sobre como raparse la cabeza uno mismo, abordemos unas consideraciones previas, para que el resultado final sea el deseado.

Un cuero cabelludo irritado, además de poco estético, acarrea ciertas incomodidades, como el picor de cabeza.

Desde el punto de vista estético, la irritación provoca manchas rojas en el cuero cabelludo, nada agradables a la vista.

Dichas manchas, además del mencionado picor en la cabeza, pueden causar resequedad en el cuero cabelludo y la posterior aparición de caspa.

rapar-pelo-como-afeitarse-la-cabeza-con-una-maquina-de-

Para evitarlo, debes adoptar, previamente, unas sencillas precauciones:

1.

Primera precaución.  ¿Tienes el pelo largo? Mejor rebájalo antes de usar la máquina de rapar pelo. Para ello, corta toda la cantidad de cabello posible, con unas tijeras.

De esta manera, evitarás tirones innecesarios o que la máquina se atasque, al no poder cortar semejante exceso de pelo.

En caso de tenerlo demasiado largo, tipo melena, rápate la cabeza con un cortapelos profesional o acude a la peluquería.

Las siguientes veces, al tener el pelo corto, podrás utilizar, sin problemas, la máquina de rapar pelo en tu casa.

2.

Segunda precaución. ¿Sabes de antemano que tu cuero cabelludo es sensible? Las máquinas de afeitar para pieles sensibles son perfectas para ti. Permiten el afeitado con espuma y bajo la ducha, minimizando las posibilidades de irritar la epidermis.

3.

Tercera. Después del afeitado aplica, siempre, algún tipo de humectante o crema hidratante en la cabeza.  Así, evitarás la aparición de las tan denostadas manchas rojas y del incómodo picor de cabeza.

4.

Por último. !Al fin¡ El espejo no engaña, te ves genial con tu nuevo look rapado. Pero, no lo olvides, ahora tu cabeza queda más expuesta que nunca a los elementos ambientales.

En consecuencia, úntala con protección solar, cada vez que la expongas al sol. Preferiblemente, emplea una crema solar con un factor de protección superior a 30.

Errores al afeitarse la cabeza con una máquina de rapar pelo

Las máquinas eléctricas para rapar pelo son menos agresivas, con tu piel, que las cuchillas de afeitar clásicas.

Esta creencia, cierta por otro lado, induce a cometer algunos errores fácilmente sorteables, cuando eres consciente de ello:

1.

Tras afeitarte la cabeza, lo normal es lavarla. Acto seguido, pasas una toalla por el cogote, como alma que lleva el diablo, para secarlo.

Ese es el primer error. Lava tu cabeza, si, pero con agua fría para cerrar los poros.

A continuación, sécate con la toalla dando suaves golpecitos. Utilizar la toalla, como arma de destrucción masiva, sobre una piel sensible tras el afeitado resulta una pésima idea.

2.

Repetido ya hasta la saciedad, cierto, pero grábatelo a fuego. Para mantener un cuero cabelludo sano y lustroso, échate una crema humectante tras cada afeitado.

3.

Una máquina de rapar pelo, es una herramienta como otra cualquiera. Precisa, aunque pocos, de algunos cuidados. Mímala, limpiándola después de cada afeitado.

Como raparse la cabeza uno mismo con una afeitadora eléctrica para cabeza

En primer lugar, analiza tu superficie craneal. Cicatrices, cortes, magulladuras, cabezón u orejas grandes, aconsejan abandonar la idea de un look rapado.

Para un corte casi al cero, utiliza las sierras de la afeitadora directamente, sin incorporar en ellas ningún peine-guía.

En caso de buscar un rapado corto, pero que muestre algo más que una sombra, incorpora peines-guía numerados con un 2 o 3.

¿Qué buscas, un rapado algo más abultado?  Para eso sirve el peine-guía 5.

Utiliza el mismo número de peine-guía, por toda la cabeza, para obtener un corte uniforme

Ya has decidido la altura de corte. Ahora ¿Por dónde empiezo?

Como afeitarse la cabeza uno mismo con una máquina de rapar pelo

Comienza por los lados, siempre a contrapelo y sin brusquedades. Realiza movimientos fluidos, como se suele decir, sin prisa pero sin pausa.

Rasurados los laterales, continúa por la parte de atrás, siguiendo la forma de tu cabeza hasta llegar a la coronilla.

Solo falta la parte superior. La técnica correcta consiste en partir desde la frente, cortando hasta la coronilla.

Probablemente necesites realizar una segunda pasada. Habrás terminado cuando no notes el típico chasquido, producido por los cabezales al rasurar el pelo.

Finalmente, separa el peine-guía (si lo has utilizado) y límpialo con el cepillo que trae tu máquina de rapar pelo. También puedes ponerlo bajo el grifo y secarlo bien.

Desmonta la tapa del cabezal para, otra vez con el pequeño cepillo, eliminar todo rastro de residuos capilares. Importante que no quede ninguna señal de pelo acumulado entre las sierras de corte.

Una vez limpia, la máquina de rapar pelo, guárdala en su estuche.

Cuándo raparse la cabeza

Cuando-raparse-la-cabeza-con-máquina-de-rapar-pelo

Has alcanzado la auto-suficiencia, los misterios de como rasurase la cabeza te han sido desvelados. Bienvenido al club de los pelados rapados.

Ahora, tu máxima preocupación radica en mantener ese flamante look, para seguir perteneciendo al club de los rapados guapos.

Por ello, te preguntas ¿con que periodicidad debo de afeitarme la cabeza?

El único consejo posible… Observa el crecimiento de tu cabello. Luego, determina el largo máximo que estás dispuesto a tolerar.

En este aspecto no existen reglas. Hay hombres que prefieren un rapado muy apurado, por eso se afeitan todos los días. Otros, más permisivos, se rapan una vez a la semana.

¿Te ha sido de utilidad la información ofrecida en este artículo? Nos ayudarás marcándolo en las estrellas amarillas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

>

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Para continuar, tiene que aceptar su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar